Destacado Economía Gobierno Política Salud

Publicación censurada por el Gobierno. Horacio Cartes tras la sombra de un nuevo juicio político a Mario Abdo Benítez

Ante el bloqueo y censura  realizada por el Gobierno a varios medios digitales durante semanas en solidaridad con el colega reproducimos la información censurada. “Horacio Cartes tras la sombra de un nuevo Juicio Político a Mario Abdo Benitez”

Desde la tranquilidad de su establecimiento ganadero ubicado en medio del Chaco paraguayo, el ex presidente de la República Horacio Cartes hilvana los hilos de un plan para hacerle un juicio político al presidente de la república Mario Abdo Benítez. Sus principales operadores son los senadores colorados Sergio Godoy y Enrique Bachetta y opositores liberales que responden al llanismo, los de Patria Querida y algunos seudo independientes como Gilberto “Toni” Apuril.

HC opera desde el chaco a fin de que no se lo ligue en esta nueva operación de apoderamiento de la silla presidencial. En el juicio político a Fernando Lugo, su participación habría sido estratégica y fundamental, y esta vez, nuevamente se convierte en la sombra negra de la desestabilización política en busca de mantener, desde la sombra, las riendas del poder político.

El plan de Juicio Político está llegando al final. La intención es instalar en la presidencia de la Cámara de Senadores a Sergio Godoy, para que quede en la línea de sucesión presidencial una vez iniciado el juicio político a Marito y al Vicepresidente Hugo Velazquez. Esto sería en junio de este año, es decir, a menos de un mes.

Apenas la pandemia del Coronavirus se instaló en Paraguay, HC delineo en forma precisa el plan de juicio político, utilizando justamente la pandemia como excusa y momento preciso para lograrlo.

Primero, a través del propio hermano del presidente el Ministro de Haciendo Benigno López, fomentó la necesidad de un tremendo fondo para combatir el coronavirus. El parlamento dio un cheque en blanco al Poder Ejecutivo otorgándole la potestad de obtener 1.600 millones de dólares para gastar discrecionalmente.

HC, acostumbrado a las apetencias del poder, sabía perfectamente que eso sería un foco seguro de corrupción. Y así fue. Comenzaron las denuncias de corrupción como los tapabocas de oro de la Dinac; el agua de oro en Petropar; compras truchas hechas por el propio ministerio de salud; las compras en millones de dólares sobrefacturadas en IPS, y otras, que desestabilizó al equipo de gobierno haciendo que incluso se cree una comisión especial anticorrupción, a pesar de existir la Secretaria Anticorrupción, la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas; la Contraloría de la Nación, la Fiscalía, etc., todos organismos de control, que evidentemente no funcionaron o estaban metidos dentro de la rosca de mafias y sobrefacturaciones. La creación de una comisión especial anticorrupción solo confirma la imposibilidad del gobierno de combatir la corrupción interna en el gobierno, con las herramientas que le da la estructura del Estado.

HC, necesitaba otro elemento más dentro de este nefafto plan de desestabilización: Ganar la popularidad del senador Godoy y ubicarlo como artífice impoluto del cambio. Entonces se valió del populismo y presentó un proyectos¿ de ley para disminuir salarios de funcionarios públicos y delas binacionales, con lo que gano la adhesión publica, y con el apoyo de los medios de comunicación se convirtió en el personaje político del momento.

Si bien el proyecto ubico al senador Godoy en la cumbre de la noticia, el mismo adolecía de graves errores, pues contenía información falsa ( como el supuesto ahorro de 500 millones de dólares disminuyendo salarios y que al final es solo de 10 millones de dólares) y atentaba abiertamente contra la Constitución Nacional, contra Tratados Internacionales, pues por medo de una simple ley no pueden cambiarse garantías constitucionales ni términos de Tratados internacionales firmados por Paraguay. Esto generó un caos de confusión, pero el plan seguía firme.

HC logro ubicar a Sergio Godoy como el impoluto, escondiendo sus raíces, pues es nieto del ex ministro de salud de Stroessner, Adan Godoy Gimenez, integrante del cuatrinomio de Oro y uno de los mayores saqueadores del estado paraguayo en épocas de la dictadura stronista.

HC necesita que Godoy siga liderando las informaciones y necesitaba que su popularidad crezca, pues si bien el primer proyecto de ley tuvo media sanción en el senado, tropezó en la Cámara de Diputados donde aun se encuentra en estudio. Entonces ideo otro proyecto de ley, aun mas conflictivo,  hacer que Itaipu y Yacyreta dejen de ser binacionales para convertirse en instituciones p+ublicas y donde su presupuesto pasen al Presupuesto General de Gastos de la Nación. Sin duda un proyecto populista y de imposible complimiento, pues las binacionales Itaipu y Yacyreta son de propiedad de Paraguay con Brasil y con la Argentina y este proyecto ignora a estos países, pisoteando la soberanía de estos en las hidroeléctricas.

Este proyecto de ley presentado en la cámara de Senadores está firmado solo por dos senadores colorados, Sergio Godoy y Enrique Bachetta y acompañado por otros 20 senadores, todos opositores.

Este proyecto está en marcha, a punto de tratarse en el Senado, donde al parecer no cuentan con los votos necesarios, pues solo los senadores colorados  Godoy y Baqchetta forman parte del plan de desestabilización al gobierno de Marito, con la promesa de impulsar el juicio político en julio, con el argumento de la corrupción imperante y por robarse los fondos destinados a combatir la pandemia y sacar tanto al Presidente como al vicepresidente de la República, ubicando al presidente del senado, (ya sentado en ese lugar Sergio Godoy) como presidente de la Republica.

Varios parlamentarios como Bachetta, los llanistas, Apuril, Katya Gonzalez y otros están dentro del plan para tumbar al partido colorado y ubicarse dentro de un equipo multipartidario que gobierne tres años el Paraguay, desde la sombra de Horacio Cartes.

Senadores como Kale Galaverna, Dario Monges, Silvio Ovelar y otros, enterados de la trama apolítica, se oponen a esta situación pues ven como el suicidio del partido colorado.

Ambos proyectos de ley, de prosperar generarían un absoluto desorden jurídico con lo cual concluiría el Estado de Derecho en Paraguay   y la esencia de la República desaparecería para caer el Paraguay en el anarquismo y el caos total. Esto finalmente sería la tumba del Partido Colorado.

 

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *