¿Y si la barricada permanente de Alegre genera un scrache contra él?

37

 

La política de barricada. Así es -más o menos- la política que encara Efraín Alegre. Genera los hechos con la agresión, mayormente. Protesta acá. Grita allá. Scrache allí, scracha por ahí. Agresiones a ese, empujones a áquel. ¿Es posible construir algo en medio de la permanente violencia? Sus asesores dicen que sí. Por eso, él se ilusiona con la Presidencia tratando de incendiar todo.

Una cosa es reaccionar contra la violación de la Constitucional. Otra cosa es justificar la quema del Congreso. Una no tiene porque tener relación con la otra. ¿O si? ¿O no?

Una cosa es protestar contra el Gobierno, que bien se merece. Otra distinta es justificar la patota contra tus mismos correligionarios para evitar competencias internas, como parece sucedió en Villarrica. Una cosa es acusar con pruebas, y las hay y muchas, sobre los errores de Cartes.

Otra diferente es disparar por pura busqueda de algún espacio en la prensa, como en apariencia se da con esa denuncia contra un empresario cercano al Presidente.

Así las cosas, la política de barricada le va bien al titular del PLRA, dicen sus cercanos. Por un lado, gana, todavía, espacios en la prensa. Sus asesores le aplauden, porque dicen hace bien las cosas. Y, sus acólitos ya le ven como Comandante en Jefe.

En suma, gana la estrella con la agresión permanente. La pregunta es ¿y si le scrachan a él?. Tal vez, por la ruta de la mentira, por citar un sólo caso. Ah, la reacción ahí será que hay una persecusión política contra él.

Sus asesores y él ya tienen la reacción si se viene una acción contra el presidenciables del PLRA. ¿Ustedes qué opinan?.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: