Autoridades de Villa Hayes inutilizaron el aeroclub local

PILOTOS ACUSAN A BASILIO NÚÑEZ, PABLO CORTESSI Y A OTROS DIRIGENTES.

579

Damnificados por la creciente del Río Paraguay fueron ubicados en el predio del Aero Club “Sargento Nicolas Bo”, de Remansito, Villa Hayes, a mediados de 2016. Pasó la creciente, ya volvió otra y los que fueron llevados al patio del aeródromo se niegan a abandonarlo. El gestor de la ubicación de unas 500 familias en el lugar es, al decir de los pilotos entrevistados por este medio, el asesor del presidente Horacio Cartes, Basilio “Bachi” Núñez.

El aeroclub está a cargo de la Dirección Nacional de Aeropuertos Civiles (DINAC) que en agosto de 2016 autorizó la ubicación momentánea de los damnificados a pedido de las autoridades de Villa Hayes, como el gobernador departamental, Pablo Cortessi, Nuñez y de dirigentes del Frente Guasú de Villa Hayes.

La pista sirve de alternativa para casos de emergencia y para la práctica de los futuros pilotos. En el único hangar del lugar ayer se encontraban dos aviones de la Policía Nacional, un Cessna 210 y un caza 212 de fabricación española.

Desde agosto del año 2016 todo avión que aterriza en la pista de Villa Hayes, habilitado en 1985 para el fomento de la aviación paraguaya en general, es honditeado o cascoteado por los ex damnificados por la creciente del río Paraguay.

En entrevista con La Noticia un grupo de pilotos denunció que por dicha prolongada ocupación hay dificultades para la formación práctica de los pilotos.

La última experiencia negativa en dicha pista, que pese a las ocupaciones laterales de los ex damnificados por la creciente, es operable,  fue la vez que el piloto de una aeronave, se vio en la necesidad de aterrizar de emergencia en dicha pista, de mil metros de extensión, ante desperfecto de la nave. En la pista fue recibido a pedradas. Felizmente el ataque no causó nada que lamentar.

DINAC reclamó a la Fiscalía de Villa Hayes el despeje de la propiedad pero, según los pilotos consultados por este diario digital el expediente fue “cajoneado” por la Fiscalía. En visita realizada al aeroclub, La Noticia se informó que abogados de la asesoría jurídica de DINAC han estado la semana que hoy termina en dicho sitio en el marco de las gestiones tendientes al desalojo de los ocupantes ilegales.

El aeropuerto Silvio Pettirossi de Luque, como cabecera aeroportuaria requiere de alternos para casos de emergencia. Buenos Aires tiene como reserva a San Fernando, San Justo, Morón; Montevideo, a Punta del Este, Paisandú, Colonia y; San Pablo, Campo de Marte, Campinha. La pista opcional de apoyo para el “Silvio Pettirossi” fue por varias décadas el Aeroclub del kilómetro seis, sobre la avenida Eusebio Ayala, donde hoy se encuentra un centro comercial.

Una pista de reserva es sobre todo necesario para los casos de emergencia surgidos por problemas en la máquina o causados por el estado del tiempo, tráfico en la base aérea principal, sin descartar otros previsibles o imprevisibles.

El “Sargento Nicolas Bo”, que demandó una inversión de 5.000.000 de dólares en infraestructuras, está prácticamente inoperable desde la ocupación mencionada.

En recorrido realizado en la víspera, enviados de La Noticia notaron que en los laterales de la pista enripiada y pastada fueron construidas al menos 400 viviendas, la mayoría con servicio de energía eléctrica y varias con parabólicas para ver televisión vía satélite. También hay almacenes, una carpintería, un taller mecánico y habilitaron calles en las adyacencias. En algunas casas notamos motos y camionetas cuatro por cuatro.

El aeroclub se encuentra en una reserva natural cuya cabecera sur da con la ruta que une Remansito a Puerto Falcón.

Entre tanto, la formación práctica de pilotos – compromiso ineludible en la aviación paraguaya – que se realizaba en Villa Hayes, está suspendida afectando a aspirantes, instructores y la aviación civil en general.

Paraguay, por un lado, es país mediterráneo que necesita y necesitará siempre de los servicios de los aviadores civiles y; por el otro, la carencia de redes viales para el tránsito automotor en todo tiempo obliga el uso de aeronaves. Por tanto, los pilotos civiles entrevistados por este diario digital reclamaron la recuperación del aeroclub que sirve también para el fin mencionado.

Son 760 los pilotos con licencias activas habilitados para trabajar profesionalmente.  El vuelo de práctica hasta reunir unas 40 horas cuesta alrededor de 40.000.000 de guaraníes. Anualmente completan sus prácticas un promedio de 20 nuevos pilotos.  Los ejercicios necesitan una pista para la práctica constante y que no entorpezca el tráfico aéreo normal de un aeropuerto de categoría internacional como el de Luque.

Los pilotos profesionales habían mantenido conversaciones con Luis Aguirre, presidente de la DINAC, solicitando sus gestiones para la recuperación del aeroclub de Remansito hoy en manos de extraños. “Eso, no hay caso” fue la respuesta recibida del alto funcionario, recordó el piloto Osvaldo Salinas.  “La DINAC hizo lo que tenía que hacer, reclamó a la Fiscalía y ahí se quedó el reclamo”, agregó.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: