Marito a Washington, los colorados saben su significado

2.809

El gran elector, Washington,  tiene en manos su virtual papeleta de votos en Paraguay. Todo hace presumir que su “caballo” es Marito lo que, si es así, a Santiago Peña se le hará cuesta arriba así tenga de su lado las estructuras del Estado y las partidarias así como en las internas de 1992 cuando el dúo Wasmosy – Seifart (lista 2) tenía por adversarios a Argaña e Ibañez (lista 4) y Wasmosy era el favorito norteamericano.

El viaje de Mario Abdo Benítez a la capital norteamericana en respuesta de una invitación de la Secretaría de Estado es como una antesala a la victoria en las internas republicanas a realizarse a mediados de diciembre próximo, si aquella dependiera como antes del poder norteamericano.

Primero fue el compañero de Marito,  Hugo Velázquez, que recientemente volvió de Washington con la bendición norteamericana. Ahora viaja Mario Abdo, expedición que no deja lugar a las especulaciones: será el encuentro entre el padrino y el ahijado predilecto, acercamiento poco gracioso para Peña que pensaba que tenía todas las de ganar al ser ungido por Horacio Cartes.

Washington tiene una prolongada historia como predominante operador político en las elecciones nacionales digamos desde el nombramiento de José Félix Estigarribia en la primera magistratura de la Nación.

Es sabido que los que ocuparon el sillón de López tras la trágica muerte del comandante paraguayo en la Guerra del Chaco – sobre todo Morínigo, Stroessner y Wasmosy – fueron los preferidos de los respectivos gobiernos norteamericanos.

Demócratas y Republicanos, cuando de poner presidentes en Paraguay se trata, siempre jugaron en equipo. Sin embargo, los gobiernos ejercidos por los del Partido Republicano fueron más proclives a nombrar “su” presidente en Paraguay. Dwight Eisenhower (republicano) fue presidente  norteamericano en 1954 cuando asumió Alfredo Stroessner, destituido en febrero de 1989 igualmente durante el gobierno de otro republicano (George H. W. Bush). Es sabido que Stroessner fue derrocado en el marco de la culminación de la Guerra Fría en el mundo cuyos hilos fueron administrados por los Estados Unidos de Norteamérica.

Durante el gobierno de Bush (padre) asumió el gobierno en agosto de 1993 el ingeniero Juan Carlos Wasmosy, así haya perdido las internas de la Asociación Nacional Republicana del 27 de diciembre de 1992.

Con el gobierno del republicano Donald Trump son conversados por cuerdas separadas primeramente el actual pre candidato a la vicepresidencia de la República, Hugo Velázquez y; próximamente, el  pre candidato a la presidencia por la ANR, Mario Abdo.

Las carpas oficialistas de los republicanos paraguayos saben los alcances de estas conversaciones de los representantes de la Secretaría de Estado de Washington con sus adversarios correligionarios y que, sin lugar a dudas, no dejarán de inquietarles sabiendo cómo viene históricamente la influencia norteamericana en la política doméstica.

En contrapartida, ¿qué está organizando el gobierno republicano de Trump para encarar no tanto a la lista oficialista del Partido Colorado sino para el presidente saliente? Las sorpresas, si hubieren, se darán después, por ahora Washington recibirá a Marito, sus principales le invitarán a una amena charla de amigos café de por medio dejándole el mensaje de “cuente con nosotros” al despedirlo con una palmada al hombro.

Trump, por lo que se ve, quiere reiterar lo de Eisenhower y Bush en Paraguay para felicidad de Marito y la desgracia de Peña.

También podría gustarte Más del autor

1 comentario

  1. Jazmin leguizamon dice

    Más claro agua colorado añetete chau liberal alquilado chau sueños rotos de Horacio😆😆

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: