LLuvias permanentes golpean la zafriña y hay preocupación en el campo

21

El daño es mortal. Las lluvias dejarán sus secuelas. Habrá cicatrices que costarán sanar. Hablamos de las aguas  registradas por las permanentes lluvias que están destruyerdo aproximadamente el 50% de las plantaciones de soja zafriña, que en esta temporadas fueron sembradas en unas 600.000 hectáreas. Estas son las estimaciones preliminares efectuadas por la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

Unas 300.000 hectáreas componen la superficie dañada en la presente temporada (verano-otoño), mientras que la parte ya cosechada también sintió los efectos del clima, pues arrojó rendimientos bajos, de entre 700 y 1.500 kilogramos por hectárea.. Ante la realidad que se viene, el Senave resolvió prorrogar hasta el 10 de junio el inicio de la temporada de prohibición de cultivo de soja, que se extenderá hasta el 30 de agosto, según la resolución N° 338, de dicha entidad.

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: