El “comunista” Alcibiades González Delvalle

62

 

Alcibiades González Delvalle acababa de publicar en Abc Color otra serie sobre los sucesos en la boscosa frontera paraguayo-brasileña sin dejar títeres con cabeza y causando semejante batahola especialmente entre los caudillos políticos de la extensa comarca.

Corría el año 1978.

Por el mes de setiembre de 1979 acompañé a Alcibiades a otra cobertura periodística suya en aquella zona, esa vez para interiorizarnos sobre contrabando de ganado paraguayo  en pie hacia Brasil.

Permanecimos recorriendo la frontera un par de semanas en las soledades de aquellos pequeños y aislados  puebluchos donde los hombres andaban armados hasta los dientes.

Una tarde con llovizna y frío llegamos a Itanará, un conglomerado de casitas de tabla rodeado de bosque. Queriendo saber si cuál era el camino que conducía a los pueblos del norte estacionamos junto a un señor que caminaba en sentido contrario a nuestro rumbo. Nos preguntó de dónde venimos, Alcibiades le respondió que de Asunción, que somos periodistas de Abc Color.

-¿Entre ustedes no está el tal Alcibiades González Delvalle, ese bandido?, inquirió.

– No – respondió, sereno, mi compañero-.

-Ese tipo nos difamó injustamente ante nuestros jefes partidarios – dijo el lugareño y que resultó ser el presidente de la seccional colorada de Itanará.

-Ese periodista ya no está en Abc. Le echamos por comunista, era un jodido – replicó Alcibiades para mi asombro de novato y asustado periodista.

El caudillo colorado nos invitó a pasar la noche en su casa a lo que agradeció el veterano colega. “No deberían seguir, el camino debe estar muy feo por la lluvia y la zona está infestada de malevos. Pasen la noche en casa”, insistió.

Le dijimos que sí, el hombre fue andando y nosotros le seguimos pero en un descuido nos escapamos de él y de todo el pueblo. Nos preguntamos después si qué nos hubiera hecho el caudillo colorado si esa noche descubría que uno de nosotros (éramos tres, Alcibiades, el chofer y yo) resultaba ser nada menos que el mismísimo Alcibiades González Delvalle, el “jodido comunista”, buscado por los caudillos de Itanará  en la selva fronteriza.

Efraín Martínez Cuevas (calleypane@gmail.com)

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: