Famosos becados por el gobierno paraguayo

62

Cien años después, Paraguay vuelve a becar masivamente a sus jóvenes sobre todo en el sector docente. A propósito, el 1 de agosto de 1905 el Congreso Nacional sanciona una ley que creaba pensiones para estudiar en varios países de Europa y los Estados Unidos, que el presidente de la República, Juan B. Gaona, promulga al día siguiente dándose inicio a una nueva etapa de formación de los recursos humanos del país.

La ley respectiva enfatizaba que las becas tiene por objeto “dar sólidos y apreciables conocimientos en la industria agropecuaria y en todas las industrias auxiliares y derivadas, en la ingeniería, la mecánica, etc.,”, así como en las profesiones y especialidades “que tiendan a crear o estimular el desarrollo agrícola e industrial del Paraguay”.

En respuesta, en 1913 han viajado a los Estados Unidos de Norteamérica cinco jóvenes para estudiar ingeniería electrónica, mientras que desde el año anterior otros se capacitaban en ciencias veterinarias, como Tomás Ozuna, también en el extranjero.

En 1913 el Estado otorga una beca a Alberto Meza C. para estudiar agronomía en Inglaterra, mientras Rafael Füller, Manuel Duarte, Pedro Vera, Rodolfo Schaerer y Francisco Fernández se formaban en ingeniería electrónica, mediante un decreto firmado el 24 de setiembre de 1913 por Eduardo Schaerer, como presidente de la República y; Eusebio Ayala, como ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública.

La ley de 1905 decía también que el 20 por ciento de la beca era para estudiar veterinaria.
Las becas eran otorgadas a paraguayos con, al menos, dos años de residencia en el Paraguay, bachilleres en ciencias, que no tengan enfermedades crónicas “que impida el regular aprovechamiento de los estudios”.

Un artículo, el quinto, de la ley aclara que las pensiones son otorgadas por concurso de oposición, “sin que motivo alguno pueda autorizar el otorgamiento libre”. Dichos concursos, remarca el instrumento legal, se verifican ante un tribunal nombrado por el Consejo Secundario y Superior conforme a la reglamentación de la enseñanza secundaria y superior y que versan sobre las materias que determine el Consejo de Aprobación del Poder Ejecutivo.

Al menos dos estudiantes, sin embargo, burlaron las referidas exigencias y pudieron viajar a los Estados Unidos de Norteamérica para ingresar a las universidades asignadas. Una vez allí y solicitado los documentos completos que avalen su calidad de estudiantes becados, se encontraron las autoridades universitarias norteamericanas con que los referidos dos becarios paraguayos carecían del respectivo título de bachilleres en ciencias; es decir, no culminaron sus estudios secundarios.

Este fue el caso de Patricio Alejandrino Escobar, hijo del ex presidente Patricio Escobar y; Leonardo Appleyard, a quienes el gobierno retiró las becas y por lo que los jóvenes no tuvieron otra opción que volver al Paraguay. Escobar, tras este incidente, optó por incorporarse a las Fuerzas Armadas, mientras que de Appleyard los decretos posteriores, hasta 1921, al menos, no se ocupan y, por tanto, los documentos oficiales del Registro Oficial no aportan datos sobre su destino.

Para 1906 se establecieron diez plazas; quince para el siguiente; veinte para 1908; veinte y cinco para 1909. Para 1910 la ley previó 30 plazas de becados al exterior. A partir de 1911 debían estudiar 100 paraguayos cada año en las universidades extranjeras. Sin embargo, el plan tuvo que colisionar contra las guerras civiles de 1909 y la que empezaba en noviembre de 1911 y culminara a mediados de mayo de 1912.

La condición para los becados era volver al país una vez que terminen sus estudios o, de lo contrario, devolver al Estado el dinero invertido en su capacitación. Algunos estudiantes prefirieron optar por devolverlo, ante las ofertas laborales encontradas en el extranjero. A otros, en cambio, el Estado retiró el apoyo por razones que van desde inasistencia a clase como a Félix García, becado a estudiar ingeniería en Inglaterra, pero que no concurría a clase o; a Juan Alonso, que abandonó la universidad donde estudiaba en Estados Unidos para pegarse “una rabona” a Montevideo, Uruguay.

Por lo demás, la mayoría de los becados han culminado sus respectivos estudios en el extranjero volviendo al país para sumarse a las áreas de sus respectivas especialidades.
Entre aquellos flamantes profesionales egresados en el exterior figuran los nombres de quienes se destacarían en el futuro como Fernando Centurión (en la música), Nicolás Sarubbi (medicina), Pedro Bruno Guggiari (química), Pedro T. Calunga (medicina) Pedro N. Ciancio (medicina), Anselmo Jover Peralta (docencia), etc.

A continuación, una lista parcial de paraguayos becados entre los años 1905 y 1921. Primero está el nombre y apellido, luego la carrera, el país donde fue asignado, el año y, en algunos casos la observación tras un punto seguido:

 Fernando Centurión, Música, Europa, 1905.
Julián C. Téllez, Pintura, Europa, 1905.
Alejandro Dávalos, Química, EE.UU., 1912.
José Garcete,s/d (*), Bélgica, 1912. Perdió su derecho a la beca.
Patricio A. Escobar (**), s/d, s/d, 1912. Perdió la beca, no era bachiller.
Leonardo Appleyard, s/d, s/d, 1912. Perdió la beca, no era bachiller.
Anastasio Fernández, s/d, s/d, 1912.
Albino Mernes, s/d., s/d., 1912.
Félix García, s/d, s/d, 1912.
Tomás Ozuna,Veterinaria, s/d, 1912.  Beca extendida por dos años más.
Ramón Sosa, s/d, s/d, 1912.
Onésimo González, s/d, s/d, 1912.
Guillermo Schneider, s/d, s/d, 1912.
Cipriano Caniza, s/d, s/d, 1912.
Alfredo B. Codas, s/d, s/d, 1912.
Gerardo Laguardia, Medicina. Italia. 1912.
Nicolás Sarubbi, Medicina. Italia. 1912.
Pedro Bruno Guggiari, Química. Alemania, 1912.
Juan Alonso, s/d, EE.UU., 1912. Perdió la beca, abandonó el país.
Hermes A. Sosa, s/d, s/d, 1912.
Roque García, Com/Indust., (1), Francia, 1912.
Venancio Galeano, s/d. EE.UU.. 1912. Fue a Paris y quedó sin beca.
Félix García, Ingeniería, Inglaterra, 1913. Perdió la beca, no asistía a clase.
Federico Cabañas, V. Ing. Naval, Europa, 1913.
Rodolfo González, Social. y Pol., Europa, 1913.
Modesto Delgado Rodas, Bellas Artes, Europa, 1913.
Silvio A. Mesías, Medicina, Europa, 1913.
Pedro T. Calunga, Medicina, Europa, 1913.
Pedro L. Barboza, Medicina, Europa, 1913.
Lucas Medina, Odontología, s/d, 1913.
César Casco, Odontología, s/d, 1913.
Pedro N. Ciancio, Medicina, s/d, 1913.
José María Ávalos, Medicina, s/d, 1913.
Carlos Pollitzer, Matemáticas. s/d. 1913.
Buenaventura Martinesse, Medicina. s/d, 1913.
Manuel Sisa, Matemáticas, s/d, 1913.
Luis Quiñónez ,Matemáticas, s/d, 1913.
Rafael Füller, Ing. Elect., EE.UU., 1913.
Manuel Duarte, Ing. Elect.. EE.UU., 1913.
Pedro Veia, Ing. Elect., EE.UU., 1913.
Rodolfo Schaerer, Ing. Elect., EE.UU., 1913.
Francisco Fernández, Ing. Elect., EE.UU., 1913.
Alberto Meza, C. Agronomía, Inglaterra, 1913.
Adolfo Ávalos, Profesorado, Uruguay, 1916.
Anselmo Jover Peralta, Profesorado, Uruguay, 1916
Guillermo Enciso, V. Ing. Civil, España, 1921.

(*) s/d = Sin datos. Los respectivos decretos o leyes no mencionan ni la carrera ni el país.
(**) Retornó al Paraguay y se incorporó a las Fuerzas Armadas.
(1) Administración comercial e industrial.

FUENTE: Registro Oficial 1905, 1912, 1913, 1916, 1920 y 1921 (banco de datos del autor)

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: