Corte entrega a la fiscalía antecedentes de Barakat

6

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) remitió hoy a la Fiscalía toda la documentación relacionada con la concesión de un pasaporte paraguayo al ciudadano libanés Assad Ahmad Barakat, investigado por lavado de dinero y vínculos terroristas, y después de que el Gobierno pidiera una investigación al respecto.

Barakat recibió en abril de este año un pasaporte paraguayo, a pesar de que había perdido en 2003 la nacionalidad paraguaya, que obtuvo en 1989.

El presidente de la CSJ, Raúl Torres Kirmser, puso a disposición del Ministerio Público toda la documentación relacionada con el expediente de cese de la nacionalidad de Barakat, según informó el Poder Judicial.

Por su parte, el Consejo de Superintendencia de la CSJ aportó a la Dirección de Auditoría de Gestión Judicial los antecedentes sobre presuntas irregularidades en la concesión del pasaporte.

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, solicitó el martes al ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor y a la fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez, que indagaran en la entrega de un pasaporte paraguayo a Barakat. El Ejecutivo espera esclarecer si existieron irregularidades dentro de la Policía Nacional a la hora de concederle el pasaporte y si puede haber delitos conexos.

Barakat recibió la nacionalidad paraguaya el 23 de junio de 1989, pero la Corte Suprema de Justicia se la retiró el 13 de junio de 2003. Sin embargo, la Policía Nacional le entregó un pasaporte del país el 10 de abril pasado.

Con esto, la investigación paraguaya se suma a las pesquisas de Argentina, que el pasado julio advirtió del posible accionar delictivo en la frontera con Brasil y Paraguay del llamado “Clan Barakat”, integrado presuntamente por libaneses sospechosos de lavado de activos y financiación al grupo chií libanés Hizbulá.

La organización estaría liderada por Assad Ahmad Barakat, quien “presentaría estrechos vínculos con el liderazgo” de Hizbulá desde su centro de operaciones en una galería ubicada en Ciudad del Este (Paraguay), según la Unidad de Información Financiera (UIF).

La UIF ordenó entonces congelar bienes y dinero de ese clan, por su supuesta relación con delitos de contrabando, falsificación de dinero y documentos, extorsión, tráfico de estupefacientes, tráfico de armas, lavado de activos y financiación del terrorismo.

Barakat también tiene sus bienes congelados en Estados Unidos, donde la Oficina de Control de Bienes Extranjeros lo tiene “designado como terrorista”.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: