Irma enluta a Florida

Trump indicó que el huracán le costará mucho dinero, sin embargo, aseguró que en este momento más le preocupa salvar vidas.

24

El huracán Irma, rebajado a categoría 3, causó al menos tres muertos desde que tocó tierra el domingo por la mañana en el estado de Florida, también dejó a más de un millón de personas sin energía eléctrica, y el peligro latente en varias localidades de Costa del Golfo, informaron fuentes locales.

El meteoro ingresó con ferocidad a los Cayos con vientos de 210 kilómetros por hora, aunque ahora bajaron a 195. Y en Miami-Dade y Broward empezó a causar estragos desde temprano este domingo.

Irma arrasó varias islas del Caribe -causando al menos 23 muertos- con vientos que en ocasiones llegaron a más de 300 kilómetros por hora. La fuerza de la tormenta hizo que las autoridades de Florida ordenaran la evacuación de 6 millones de personas, un récord en el estado del sur estadounidense.

Miami Beach prohibió el ingreso a la playa hasta que todas las vías estén limpias. El toque de queda siguió en vigor el domingo y continuará el lunes.

Los residentes de Miami-Dade no deben bajar la guardia y salir a explorar en ningún momento del domingo, dijo el subdirector del Centro Nacional de Huracanes, Mark DeMaria.

“Todavía quedan muchas horas de posibles ráfagas con fuerza de huracán para Miami-Dade”, advirtió DeMaria.

Los hospitales del sur de la Florida mantuvieron sus salas de emergencia abiertas durante toda la jornada dominical, y la mayoría reportó solo un pequeño número de pacientes, entre ellos algunas mujeres embarazadas que dieron a luz.

El primer golpe del huracán Irma en la Florida fue en Cudjoe Key, al este de Cayo Hueso, a las 9:10 hora local con vientos sostenidos de 210 kilómetros por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes. Irma, que tocó tierra como huracán categoría 4 en Florida,  con vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora, con ráfagas incluso mayores, se dirige hacia el norte a 19 kilómetros por hora.

Tres fallecidos. Un hombre murió en el condado de Monroe, que comprende Key West, después de haber perdido el control de la furgoneta que manejaba transportando un generador, y otras dos personas perdieron la vida en un accidente de tránsito en el condado de Hardee, precisó la cadena ABC News. Se estima que 1,3 millones de ciudadanos quedaron sin electricidad. El condado Miami-Dade tiene el mayor número con 574.490 y se ha restaurado el servicio a 78.420. Broward cuenta con 350.750 y han recuperado la luz 35.410 clientes.

Según el Centro Nacional de Huracanes, la zona de Key West podría quedar destruida por el paso del huracán Irma.

Los daños en Key West incluso pueden ser “catastróficos”, de acuerdo con Mike Brennan, especialista en huracanes del CNH.

El segundo contacto de Irma. El huracán Irma fue degradado a categoría 2 luego de tocar tierra por segunda vez en el territorio de Florida, según informaron meteorólogos estadounidenses, quienes advirtieron sin embargo que aún es capaz de producir marejadas que pueden ser mortales.

A las 21H00 GMT el huracán tenía vientos de hasta 177 kilómetros por hora, el tope para un huracán de categoría 2, con el ojo a solo ocho kilómetros al norte de Naples, y con un desplazamiento de 22 km/h, según informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Estos vientos se pueden sentir en un radio de 130 kilómetros a partir del ojo del huracán, mientras que los vientos asociados a una tormenta tropical se sienten en un radio de 350 km, agregó el NHC.

Luego de seguir por la costa hacia el norte, se espera que Irma entre más en tierra firme en el norte de Florida y que en la tarde del lunes alcance el suroeste de Georgia.

Aunque se pronostica debilitamiento, Irma permanecerá como huracán poderoso mientras se mueva cerca o a lo largo de la costa oeste”, advirtió el NHC.

De acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes, el organismo tropical azotó Naples con vientos de 195 kilómetros por hora y rachas más fuertes, y se espera que los vientos huracanados continúen en las próximas horas sobre la localidad.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió una emergencia de inundaciones repentinas esta tarde para el condado de Collier, al cual pertenece Naples, mientras el organismo se desplaza sobre la urbe, y reiteró de la amenaza para la vida que representa Irma.

Las áreas comprendidas en ese aviso incluyen a Naples, Marco Island, Chokoloskee y Everglades City, cuando se espera que la oleada de tormenta sea de 3,5 metros o más en varios sitios.

“No intente viajar, evacúe verticalmente yendo a niveles más altos de su estructura”, orientaron las autoridades meteorológicas.

De acuerdo con la cadena ABC News, con millones de floridanos bajo órdenes de evacuación, muchos estaban en las últimas horas buscando desesperadamente refugio de la tormenta.

Una residente de Naples manifestó a la televisora que debió marcharse de dos refugios antes de que ella y su hijo de 10 años finalmente fueran aceptados en uno. “Tenemos un perro y no había muchos lugares que los aceptaran”, explicó.

Medios locales también reportaron que edificios de gran altura en la ciudad de Miami fueron afectados por vientos con velocidades cercanas a los 160 kilómetros por hora, los cuales derribaron dos grúas en la urbe.
Hasta el cierre de esta edición se indicaba que el centro del sistema también podría pasar sobre o muy cerca de Tampa y San Petersburgo. Bob Buckhorn, alcalde de la primera de esas ciudades, expresó que están a punto de ‘ser golpeados en la cara por esta tormenta’, mientras el administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, William Long, declaró a ABC News que ese era el peor escenario posible en la costa oeste de Florida.

Declaración de catástrofe natural. El presidente estadounidense Donald Trump declaró ayer el estado de catástrofe natural para Florida. Durante la mañana del domingo, el gobernador del estado norteamericano de Florida, Rick Scott, había pedido al presidente estadounidense la declaración de desastre para el territorio, que está bajo el embate del huracán Irma.

Esta medida de Trump permite desbloquear fondos y medios federales suplementarios para socorrer a la península, azotada por el gigantesco huracán Irma.

Los fondos federales incluyen “subvenciones para el arrendamiento temporal y la reparación de hogares, créditos de bajo costo para cubrir las pérdidas de propiedades no aseguradas y otros programas de ayuda a particulares y propietarios de negocios para que se repongan de los efectos del desastre”, señaló la Casa Blanca.

Trump también firmó este domingo la declaración de desastre para Puerto Rico y amplió la ayuda federal tras el mismo paso asumido el jueves para las Islas Vírgenes estadounidenses, víctimas también de Irma.
Hace tres días se promulgó la Ley de fondos por un valor de 15,25 mil millones de dólares para enfrentar los efectos del huracán Harvey y otros desastres.

La norma, avalada en el Senado y la Cámara de Representantes, permite el financiamiento gubernamental y sube el techo de la deuda hasta el 8 de diciembre.

En la legislación están incluidos 7,4 mil millones de dólares para asistencia directa a los afectados por Harvey, la misma cantidad destinada a los desastres de este año, y 450 millones con el fin de que la Asociación de Pequeñas Empresas ayude a algunos negocios a ponerse en pie.

Algo de optimismo. Donald Trump dijo ayer que “tal vez hayamos sido un poco afortunados” de que el huracán Irma se desviara de su trayecto original hacia la costa oeste de Florida y no al este, como se tenía previsto. Señaló que esa ruta podría ser menos destructiva.

El mandatario indicó que Irma “costará mucho dinero” pero que lo que más le preocupa en este momento es salvar vidas.

Trump evadió preguntas sobre los miles de millones de dólares que se le pedirá invertir al gobierno para ayudar a las comunidades en Florida y otros estados afectados tras el paso de Irma, al señalar “en este momento nos preocupan las vidas, no los gastos”. Trump hizo dos viajes a Texas tras el impacto de Harvey. Y el domingo comentó que “iremos pronto a Florida”.

Golpeó a La Habana. Irma tampoco perdonó a Cuba, que sufrió “fuertes inundaciones” en el litoral noroccidental, desde Matanzas a La Habana, “con olas entre 6 y 9 metros” por su embate el viernes y el sábado, según el Instituto de Meteorología cubano.

Al menos 1,5 millones de personas fueron evacuadas en la isla, donde el viento tumbó árboles y tendidos eléctricos. El mar borró el emblemático Malecón de La Habana y el agua se adentró en algunas zonas de la capital más de 500 metros, constataron periodistas de la AFP. Las ráfagas superaron los más de 150 km/h.
La mayoría de los barrios de la capital cubana se quedaron sin luz ayer por la mañana, según reportaron fuentes oficiales.

Aún no pasó Irma y ya preocupa el huracán José

Mientras la población de la Florida está viviendo las consecuencias del huracán Irma, rebajado ahora a categoría 2, los ojos de las autoridades comenzaron a mirar hacia su hermano menor, José, que está empezando a tomar fuerza en el océano Atlántico al norte de Puerto Rico.

De acuerdo a pronósticos del Centro Nacional de Huracanes (CNH), el movimiento circular del meteoro podría colocarlo en los próximos días en dirección al sur de la Florida.

De similares características que Irma, José es un huracán de envergadura, con vientos de 210 kilómetros por hora. En este momento, el fenómeno está a 1.600 kilómetros al este-sureste de Miami.

El Centro Nacional de Huracanes pronosticó que José alcanzará categoría 4 en los próximos cinco días al tomar un rumbo ligeramente al noreste. En tanto Irma, que en estas horas está atravesando la Florida, fue declarado categoría 2 mientras su epicentro se acerca a la ciudad de Naples. Por su parte, el huracán José se mantiene en categoría 4 con vientos de 215 kilómetros por hora, con rumbo hacia el noreste en el Atlántico.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: