Científicos revelan los límites de la longevidad humana

27

Los resultados del estudio completan los datos publicados por un grupo de EEUU, que determinó un límite similar el año pasado, añadiendo que los individuos ya no alcanzan edades extremas como antes.

LA HAYA – HOLANDA

Investigadores holandeses afirmaron que habían fijado el techo de cristal de la longevidad humana en 115,7 años para las mujeres y 114,1 años para los hombres, a pesar del aumento de la esperanza de vida.

Estadísticos de las universidades de Tilburg y Róterdam analizaron los datos de las últimas 3 décadas sobre una muestra de unos 75.000 holandeses, cuya edad exacta en el momento de fallecer fue registrada, explicó el profesor John Einmahl, uno de los 3 científicos que dirigió el estudio. “De media, (en general ahora) vivimos más tiempo, pero los que tienen más años entre nosotros no han envejecido más en los últimos 30 años”, explicó John Einmahl.

“Desde luego hay una especie de muro ahí”, prosiguió el científico. Pero “por supuesto, la esperanza de vida aumentó”, señaló, precisando que el número de personas que han llegado a los 95 años en Holanda casi se había triplicado. “Sin embargo, el techo en sí mismo no ha cambiado”, concluyó.

CASOS excepcionales. Los resultados de este estudio holandés completan los datos publicados por un grupo de investigadores en Estados Unidos, que determinó un límite similar el año pasado, añadiendo no obstante, que los individuos ya no alcanzan edades extremas como antes.

Einmahl y sus colegas contestaron esta última afirmación, al observar que sus conclusiones no mostraban casi ninguna fluctuación de la máxima longevidad. El profesor añadió, sin embargo, que hay casos excepcionales, como la francesa Jeanne Calment, el ser humano que más años ha vivido entre las personas, cuya fecha de nacimiento está certificada. Murió en 1997 con 122 años y 164 días.

anciano español. “Como yo, no hay nadie”, dice el español Francisco Núñez Olivera que, con 112 años y tras la muerte del israelí Yisrael Kristal, puede presumir de ser el hombre más longevo del mundo gracias a una vida sana y tranquila, estos días alterada por el aluvión de felicitaciones. A meses de cumplir 113 años, Núñez Olivera, natural de Bienvenida, un pueblo de Badajoz, compartió, la alegría que siente por este reconocimiento. Agricultor de profesión, siempre residió en su pueblo natal y se define como una persona sencilla, de vida tranquila y costumbres fijas, entre las que no faltaban pasear y jugar la partida de cartas con los amigos en el bar.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: